Al igual que el embarazo y el parto, la lactancia forma parte de un proceso fisiológico para el cual la madre y el bebé están preparados.
La mayoría de los casos, la lactancia fluye de manera natural, principalmente si desde el inicio, la madre tiene a su alcance un buen apoyo y dispone de diferentes recursos, como pueden ser el apoyo de la pareja, los grupos de apoyo a la lactancia, profesionales formados y actualizados en lactancia…etc.

Actividades:

  • Respetar la fisiología de la lactancia materna.
  • Favorecer el agarre espontáneo.
  • Favorecer el vínculo madre-bebé.
  • Valorar La succión y el agarre, y si hubiera dificultades mecánicas como el frenillo, boca pequeña.
  • Valorar y tratar los pechos en casos de grietas, dolor...
  • Estas actividades se realizarán con cita previa, tanto en el centro para como en el domicilio.

Bebé tomando pecho